Escala global. Servicio local. Resultados tangibles


Con los especialistas de CBRE simplificamos las operaciones, reducimos los costos, aumentamos el flujo de efectivo y los activos posicionados estratégicamente en los mercados más diversos y desafiantes. Entendemos que cada activo es único —con arrendatarios distintos, tecnología personalizada y necesidades específicas—. Todos los días, aprovechamos las mejores prácticas globales con información en tiempo real para maximizar el rendimiento operativo de los inmuebles.

Los profesionales capacitados de CBRE son la base de nuestro éxito, compartiendo ideas y conocimientos desde todo el mundo para desarrollar mejores prácticas innovadoras de gestión de activos y tecnologías de vanguardia que elevan los valores de los activos y enriquecen las experiencias de servicio. Ya sea que nuestros clientes posean una propiedad o una cartera compleja en mercados múltiples, aportamos un valor excepcional y una entrega de servicios a cada activo que administramos.
 

Nuestros servicios y experiencia nos diferencian

 

  • Contabilidad: soluciones personalizadas de informes contables y financieros.
  • Estándares globales: estandarización de los procedimientos globales a lo largo de toda la cartera administrada por CBRE.
  • Recursos Humanos: atracción, reclutamiento, capacitación y desarrollo del talento.
  • Aprendizaje y desarrollo: capacitación a través de cursos en línea y presenciales.
  • Administración de inmuebles en arrendamiento: gestión integral del arrendamiento y de su ciclo de vida.
  • Adquisiciones: relaciones con proveedores, fijación de precios y gestión de compras.
  • Seguridad: planificación, herramientas y servicios de seguridad personalizados.
  • Cuentas estratégicas: aprovechar los recursos de una cartera de acuerdo con las necesidades del cliente.
  • Servicios técnicos y gestión de instalaciones: servicios de mantenimiento, tecnología e ingeniería.
  • Servicios para inquilinos: relaciones con los inquilinos y gestión de la retención.
  • Transición: ejecutar una transición fluida de las operaciones de la propiedad.